HALF TRIATLON PAMPLONA-IRUÑA Half Triathlón Pamplona-Iruña 2019 soporte@rockthesport.com

Análisis del circuito: el ciclismo

  • Sin categoría
Foto: Jorge Morales

Tras haber hablado en un primer artículo de la natación, formada por 1,9 kilómetros, vamos con el segundo de los sectores. Después de llegar a la T1, los participantes del Half Triathlon Pamplona – Iruña cogerán la bici para subirse a ella y afrontar 90 kilómetros.

Y tras varias horas subidos a la bici, los triatletas llegarán a Pamplona, el gran protagonista de la carrera, donde les espera la ansiada meta.

En líneas generales, el circuito de ciclismo es rodador y bastante rápido, sobre todo comparado con el desnivel que se encontrarán los participantes en la carrera a pie. Eso sí, un circuito llano no exento de repechos, que obligan a levantarte de la bici.

El corredor local Raúl Amatriain, segundo clasificado de la general en 2015 y gran conocedor de la zona, disecciona el circuito:

«La primera parte, nada más salir del pantano, es más rápida, dando una vuelta por Villatuerta y vuelta por Oteiza hasta Puente la Reina. Ojo porque aquí nos encontraremos el repecho más largo y duro del circuito, pero se lleva bien, sin problemas, ya que tampoco llevamos una carga de kilómetros considerable. A partir de aquí, después de la bajada entramos en una zona de falso llano durante unos 12 kilómetros, que se puede rodar muy rápido y está bastante protegida del viento, hasta llegar a Etxauri».

Y desde ese punto, ya quedará poco para llegar a la capital de Navarra: «El tramo desde ahí a Pamplona también es una zona rápida, con algún repecho, acabando antes de llegar a la T2 por la famosa cuesta de Santo Domingo”.

Así pues, los triatletas dejarán la bici en la Plaza del Castillo, céntrico punto de Pamplona y muy conocido, «un lugar perfecto para la T2». De hecho, esta plaza, centro neurálgico de la vida social, es habitual referirse a ella como el cuarto de estar de todos los pamploneses.

Por otro lado, un elemento que forma parte del juego y que siempre hay que tener en cuenta, ya que suele molestar en bici cuando está presente, es el viento. En este sentido, Amatriain comenta que es un factor a vigilar «porque puede condicionar un poco, si bien vamos por una zona bastante resguardada».

Por su parte, el director de carrera Juan Cruz nos cita otros elementos que seguro interesan al triatleta, como es el caso de los avituallamientos, muy completos para que no falte de nada. Respecto al circuito, «tiene  un falso llano de Oteiza a Mendigorría rapidísimo ya que pica hacia abajo. En general, es un circuito rápido para cabra o bici con acoples donde hay que controlar un poco las subidas y aprovechar las bajadas y los llanos”.

Así que ya sabéis triatletas, a disfrutar de varias horas sobre la bici con la posibilidad de pedalear rápido y coger velocidad aunque vigilando los pocos pero destacados repechos. En Pamplona os esperará una media maratón temible.

Foto principal: Jorge Morales (OИA OИAЯI)